Habrás oído decir “Todo menos Tesis”. Ciertamente, muchos estudiantes de nivel superior, una vez que llegan al momento de hacer la tesis, sienten temor, mucho miedo; con innumerables dudas y con una pregunta a cuestas: ¿Cómo hacer una tesis?

Escribir una tesis no solo cuesta mucho tiempo y da mucho trabajo, sino que precisamente, por carecer de la práctica y la rutina para tratar un tema intensamente durante un período de tiempo algo largo, resulta un trabajo complejo.

La idea de este encuentro es mostrarte, además de lo que significa una tesis, como escribir una tesis sin tantos inconvenientes. Así que echa un vistazo y aprende a escribir tu tesis lo más pronto que te sea posible.

Algunos consejos sobre cómo hacer una tesis

Pensar en cómo hacer una tesis corta o larga, es indiferente, lo importante no es la extensión de la tesis sino el contenido. Obviamente, esto dependerá de tus alcances, de tus intenciones y de las herramientas que tengas y puedas desarrollar en el transcurso de la escritura de tu tesis.

Cómo hacer una tesis puede representar para muchos una preocupación, para otros una locura y para una minoría, una aventura. Digamos que este es el punto: Una tesis es un trabajo inédito que te permitirá desarrollar una idea basándote en la interpretación, en la disertación o en una postura crítica respecto a una temática novedosa. Veamos que necesitas para esto.

El desarrollo de la tesis

Uno o dos semestres antes del final de la licenciatura o maestría, comienza uno de los proyectos más grandes para la mayoría de los estudiantes: la tesis final. En la tesis final, no solo demuestras que puedes trabajar de manera sistemática, estructurada y científica, sino que también, profundizas tus conocimientos teóricos en un área determinada.

El tema o la temática

La elección del tema no debe ser una decisión rápida. Este, también es un proceso sistemático y creativo a la vez. La tesis final definitivamente debe tratar un tema que te interese, de lo contrario, podrías sufrir serias decepciones.

Sin una actitud positiva y con un tormento puro, difícilmente encontrarás inspiración. Por supuesto, el tema también debe tener una conexión técnica con tu curso y estar lo más actualizado posible.

Documéntate, lee

Para saber cómo hacer una tesis analiza tus fuentes primarias. Busca tensión, interés, ambigüedad, controversia y/o complicación. Toma algún ejemplo de tesis, o revisa varias inquietudes de investigación. Escribe tus preguntas, haz observaciones y piensa sobre lo que deseas escribir.

Escribe tu idea

Una vez que tengas una tesis de trabajo en mente, escríbela. No hay nada tan frustrante como encontrar una gran idea para una tesis y luego olvidarla cuando pierdes la concentración. Y al escribir tu tesis, te verás obligado a pensar en ella de manera clara, lógica y concisa.

Probablemente, no podrás escribir una versión de borrador final de tu tesis la primera vez que lo intentes, pero te pondrás en el camino correcto al escribir lo que tienes. Siempre piensa en la tesis y escribe tus ideas. Esto te ayudará para la construcción final.

Haz tu introducción mientras escribes tu tesis. Muéstrala tal cual es

¿Cómo hacer la introducción de una tesis? La introducción de la tesis es la carta de presentación del trabajo. Convierte tu introducción en un ensayo corto (5-15 páginas). Relata tu tesis en la introducción y haz que el lector se interese por leer tu tesis. Resalta en los últimos párrafos lo importante de revisar tu trabajo.

Organiza tus capítulos

Una tesis debe presentar disertaciones, argumentos y razones vinculados con el desarrollo de un tema. Organiza tus capítulos conforme a las ideas que piensas desarrollar. Por lo general, encontrarás en una tesis: Una Introducción, el planteamiento, la justificación, los objetivos. Luego, el sustento teórico y la metodología. De aquí en adelante, pueden surgir variaciones.

Dependiendo de la temática y de tus propósitos, tu tesis llevará los capítulos o partes que se consideren. No existe una estructura precisa, pero si, algunos lineamientos generales sobre los que puede versar tu trabajo de tesis.

¿Cómo debe ser una tesis?

Muchas tesis fracasan o no tienen sentido porque incurren en errores o faltas que desvanecen su relevancia. Si no quieres decepcionarte de tu trabajo, presta atención a las características de una tesis y verás que tendrás éxito en tu trabajo final.

Una tesis tiene una estructura

Una tesis guarda una estructura de forma. Dependiendo de la Universidad o del Instituto, se tendrán que cumplir algunas normas de estilo, de trascripción, de diseño e incluso de fondo. Sin embargo, muchos autores coinciden en que, es posible hacer ajustes o variaciones en el desarrollo y presentación de la tesis. Esto es discutible.

Una tesis debe tener un discurso fluido y claro

El discurso escrito, es un aspecto fundamental de cualquier tesis. Este debe ser claro, fluido y de alto nivel. En una tesis se debe dar muestras de que se domina a profundidad el tema en cuestión. De manera que debe haber discusión, debate y argumentación.

Una tesis nunca debe ser vaga

Una tesis debe tener sentido, debe concebirse como un producto que tiene una utilidad. Jamás pienses que una tesis es un trabajo monográfico. Una tesis te puede llevar a pensar, a reflexionar o a discutir.

La única manera de lograr que una tesis no se convierta en un trabajo vago, es teniendo como base la lectura. El poder crítico y reflexivo se pone de manifiesto en una construcción de este tipo.

La tesis es una creación

No olvides que una tesis es una teoría en construcción y, en tal sentido, es una obra inédita, auténtica y única. Es posible que encuentres tesis que contengan la misma forma pero jamás tendrán el mismo fondo. Lo que más caracteriza a una tesis es que siempre será un producto propio, con plena autoría. Así que aquí tendrás la oportunidad de inspirarte y crear tu obra.

Conclusión

Cuando pienses en cómo hacer una tesis, piensa en para que hacerla. La tesis es un producto que debe ser entregado a la sociedad. Es entonces un trabajo que requiere de un arduo esfuerzo intelectual, analítico e interpretativo; representa además, una labor que debe marcar una pauta teórica, semántica, pragmática y metódica. 

Una tesis no es un trabajo monográfico y no solo trata de resolver un problema. Se trata de una disertación que va más allá de esto y que trasciende ese sentido de singularidad que muchas veces atrapa y disimula el conocimiento y no deja claro la pertinencia social y humana de una verdadera tesis.

⭐⭐⭐⭐⭐